No nos cansamos de decirlo: menos es más.

Que sí, que cada cosa que escribes es como un hijo tuyo y no puedes deshacerte de nada. ¿De nada? ¿Seguro? La mayoría de las veces, mejorar tu obra pasa por quitar, eliminar, recortar y después… volver a recortar.

Una vez que empieces a intentar mejorar tu obra, te darás cuenta de todo lo que sobraba y te volverás un experto.

¿Qué cosas debo tener en cuenta?

  • Sintentiza. O el clásico “no te enrolles”. Si puedes decir que “llovía” no hace falta que escribas que “las gotas del líquido elemento caían sigilosamente por las calles”. A no ser que necesites toda esa descripción para algo, no abuses de la paciencia del lector.

 

  • ¿Aporta algo? ¿No? ¡Fuera! Ahondando en lo anterior: no se trata de no ser poéticos en ocasiones o no disfrutar de una buena descripción, pero regodearte en todo tu léxico solo aburrirá a tus lectores.

 

  • Cuidado con los adjetivos. Tampoco nos cansamos de decirlo: cada sustantivo no necesita obligatoriamente un adjetivo y mucho menos dos o tres. Se pueden usar, sí, pero con precaución.

 

  • ¿Tú hablas así? Los diálogos o son verosímiles o no son. Piensa cómo hablaría tu personaje y elimina frases manidas que aparecen en muchas ocasiones en la mala literatura. Deja respirar a tus personajes con un habla realista.

 

  • Recorta sin piedad. Un consejo que suelen dar los escritores profesionales es leer lo que acabas de escribir y, directamente, quitar algo. Así, sin más, sin piedad. Ellos saben por experiencia que seguro que hay algo que sobra.

 

  • Esencia, no garrafón. Lo que buscamos al escribir es interesar, motivar la lectura, emocionar… Es mejor dejar con ganas que cansar a tu lector. Busca la palabra más esencial, más correcta, más pura. Y elimina el resto.

No se trata de eliminar todo, sino de dejar lo que realmente aporta y emociona. Al igual que en una buena bebida, no por ponerle más cositas va a estar mejor. La mezcla equilibrada requiere saber qué poner y qué quitar.

Nosotros podemos ayudarte a publicar lo que ya tengas escrito. Es rápido, es económico y tratarás directamente con profesionales que te acompañarán en tu proceso de publicación. ¿Hablamos?

blog-editorial-la-hojarasca-autopublicacion-mejorar-tu-obra